Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

Jesús Guridi Bidaola

(1886-1961)

                       Biografía por Miren Izagirre

                        Infancia y antecedentes familiares (1886-1899)

Jesús Guridi Bidaola nace en Vitoria el 25 de septiembre de 1886, en el primer piso de la calle Florida nº 36. A los dos días es bautizado en la Parroquia de San Miguel Arcángel como Jesús Luis Formerio Guridi y Bidaola. Era el sexto hijo de la familia.

La familia

Jesús desciende de una familia en la que muchos de sus miembros fueron músicos: su bisabuelo fue el gran compositor y organista Nicolás Ledesma; sus abuelos Celestina Ledesma y Luis Bidaola fueron también músicos, profesora de piano y compositora, y organista y compositor, respectivamente; en cuanto a sus padres, Lorenzo Guridi era violinista y Trinidad Bidaola profesora de piano.

Por otro lado, tenía ascendientes de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Su padre Lorenzo era de Gernika y su madre Trinidad de Pamplona; su abuelo Xabier Guridi era de Mondragón y la abuela Nicasia Area de Vitoria; mientras que Luis Bidaola, el abuelo  materno, era natural de Segura y Celestina Ledesma, de Tafalla.

 

El entorno familiar en el que nace Guridi es muy favorable para el desarrollo de las facultades musicales que Jesús muestra desde niño. Como era de esperar, inicia su aprendizaje musical en casa y, según cuenta Jesús M.ª Arozamena, antes de los cinco años “(…) garrapateaba ya en el papel pautado notas que traducía a su modo, emborronando todos los pentagramas que se le ponían por delante (…) .”

 

Comienza así el aprendizaje del solfeo y del piano, entre el juego y la ilusión propia de la infancia.

Traslado a Zaragoza y Madrid

Con el objetivo de ofrecer la mejor educación para sus hijos y mantener unida a la familia, en 1895 sus padres deciden dejar Vitoria y se trasladan a Zaragoza. Jesús ingresa en el Colegio de los Escolapios, pero ante el escaso aprovechamiento de los estudios, su madre le matricula en los Jesuitas, donde recibe una educación más estricta y mejora en su formación, dejando la música para los ratos libres. Estando en Zaragoza, la familia recibe un duro golpe a raíz de la muerte de Luis y José, hermanos de Jesús, por tuberculosis.

Tras cerca de dos años en Zaragoza, hacia 1896-97 distintas razones motivan el traslado de la familia a Madrid. Por un lado, parece que la muerte de los dos jóvenes miembros de la familia afectó profundamente a todos sus integrantes; por otro, es posible que Madrid ofreciese mayores posibilidades económicas. Además, contaban con el apoyo y la ayuda de la tía Severina Bidaola.

De este modo, la familia intenta abrirse paso y se instala en la capital durante cerca de dos años. Lorenzo traba amistad con el barítono Emilio García Soler, quien se convierte en un buen amigo de la familia y en el tutor del joven Guridi. Éste estudia las pequeñas obritas realizadas por Jesús y al descubrir las facultades musicales del joven, le busca un profesor. Guridi comienza así a dar clases particulares de armonía con Valentín Arín, profesor de armonía del Real Conservatorio de Música de Madrid. A su vez, García Soler lleva a Guridi a las representaciones líricas del momento. A temprana edad, el joven Guridi comienza a admirar las zarzuelas de Chapí, asistiendo a los estrenos de obras como La gitanilla, Las bravías o La revoltosa, interpretadas por algunos de los principales cantantes líricos de la época (la Bru, Manolo Rodríguez, Emilio Carreras, Joaquina Pino, etc.).

Durante su estancia en Madrid, García Soler lleva a Guridi a casa del compositor Manuel de Falla para tocar algunas piezas propias al piano. Según Ángel Sagardía, años más tarde, Guridi descubrirá este hecho en una conversación con el compositor andaluz en Bruselas.

Primeras composiciones

A falta de un estudio en profundidad sobre su obra, la mayoría de autores afirma que de esta época datan las primeras composiciones de Guridi. Según Sagardía, cuando Guridi llega a Madrid “tenía compuestas varias estimables obritas”. En el catálogo realizado por Víctor Pliego de Andrés las primeras obras que se citan están fechadas en 1898, cuando Guridi tenía 12 años.

Las afirmaciones de los biógrafos de Guridi confirman la fuerza de la imaginación musical del chico y el interés que Jesús muestra por la creación-invención a lo largo de toda esta etapa infantil, sobre todo en los años de Madrid. El principal documento relacionado con este tema es un supuesto cuaderno que Jesús tenía para escribir sus ideas musicales. León de Urriza y Arozamena señalan que este cuaderno lo conservó Emilio García Soler hasta que en 1920 se lo devolvió a su autor, aunque hoy en día no está localizado.

Tanto Arozamena como Pliego citan como una de las primeras obras de Guridi una romanza. Según Pliego de Andrés es la obra para canto y piano Romanza sin palabras, compuesta en 1898 por encargo de Emilio García Soler. La partitura no está localizada y actualmente está fuera de catálogo.

También de 1898, -en el catálogo anteriormente mencionado-, se señala la obra Menuetto para piano, aunque en opinión de Sagardía la obra es 1894.

 

Esta pieza se incluye posteriormente en el octavo número de Quatorze morceaux pour piano. El manuscrito original tampoco ha sido localizado.


Jesus Guridi

ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.com