Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

Jesús Guridi Bidaola

(1886-1961)

 

                                     Juventud en Bilbao (1899-1903)

A pesar del buen rumbo que parecía haber tomado la educación musical del joven Guridi en Madrid, hacia 1899 la familia fija su residencia en Bilbao. Según Arozamena, ante los problemas económicos sufridos en Madrid pensaron emigrar a América, pero pasaron antes por Bilbao para despedirse de la familia y los amigos. Éstos les animaron a que se quedaran en Bilbao y así lo hicieron, instalándose en la calle Villarias de la capital vizcaína.

Vida musical de Bilbao. El Cuartito

El contexto musical del Bilbao de la época favoreció el desarrollo musical de Guridi. Durante los siglos XVIII y XIX se había consolidado en la ciudad una burguesía culta, interesada en promover la cultura. Nacieron las tertulias y los salones donde se interpretaba música clásica y de salón, y surgieron las sociedades de recreo. Tras la segunda guerra carlista, el impulso cultural cobró mayor fuerza y la prosperidad económica que atravesaba la ciudad estuvo acompañada por la protección y promoción de las artes, en especial la música. Se multiplicaron las sociedades recreativas, se favoreció el mecenazgo, se creó la Sociedad de Cuartetos (1884), -que dio a conocer los cuartetos de Arriaga-, y, sobre todo, nació el grupo de “el Cuartito”, donde se gestó la mayoría del movimiento musical de Bilbao de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Superada la tristeza por haber dejado Madrid, Guridi es recibido en Bilbao con especial interés. Pronto ingresa en el círculo de “El Cuartito” y comienza a darse a conocer entre la burguesía bilbaína de la época. Lope de Alaña, uno de los principales representantes del Cuartito, presenta a Guridi a sus amigos diciendo:

“Aquí tienen ustedes un nuevo compositor de gran talento, un bisnieto de Ledesma”

Posteriormente, Jesús interpreta varias “composiciones” propias al piano y, -según relata Arozamena-, sorprende gratamente a los presentes por la seguridad y soltura demostradas en la ejecución. Cuando le preguntan por el título de las piezas interpretadas, Jesús responde que él las denomina a todas ellas “cosas”.

En este círculo de personas Guridi encuentra la protección y orientación necesarias para seguir su progreso artístico. Continúa su formación estudiando violín con Lope de Alaña y armonía con el compositor José Sainz Basabe. Pasea con los miembros del grupo escuchando comentarios sobre las novedades y acontecimientos musicales del momento. Conoce también a Juan Carlos Gortázar, su principal mentor y futuro mecenas en los años de formación en el extranjero.

 

 

 Primer concierto público

El 28 de enero de 1901 Guridi ofrece su primer concierto público en el salón de actos del Instituto Vizcaíno, en un acto organizado por la Sociedad Filarmónica de Bilbao, donde muestra sus cualidades como pianista y como compositor. Participan distintos músicos, interpretando el siguiente programa:

1ª parte: Piano trio en Fa, de C. Saint-Saëns interpretada por Tellechea (violín), Pueyo (violonchelo) y Larrea (piano).

2ª parte: obras de Guridi: Menuetto, Intermezzo, Cuatro romanzas sin palabras para piano; y un Scherzo para piano y violín, interpretadas por el propio Guridi y como acompañante, su profesor de violín Lope de Alaña.

3ª parte: Fantasia Appassionata, de Vieuxtemps, ejecutada por Tellechea, Pueyo y Larrea; y Conte d’avril de Widor, interpretada por Larrea y Arisqueta.

Dado el éxito del concierto, Guridi recibe la invitación para tocar nuevamente en Bilbao y en Donostia. La presentación de Guridi en la capital guipuzcoana tiene lugar al año siguiente, el 18 de mayo de 1902 en el Palacio de Bellas Artes, dentro del XIII Concierto de la Sociedad E. Vascongada. En esta ocasión Guridi interpreta las mismas obras, añadiendo un nuevo Improntu (sic) y una Arietta entre las Cuatro romanzas sin palabras y el Scherzo.

  

 

Intermezzo

 


Algunas de las piezas interpretadas por Guridi en estos conciertos se integraron posteriormente en las Quatorze morceaux pour piano (1905).


 

   

  

  Primer premio de composición

En 1901 Guridi logra su primer premio de composición con el Premio Plácido Allende, en los Juegos Florales de Bilbao que se organizaron en agosto de ese año. Según las bases del concurso, se pedía una melodía para canto y piano, sobre una poesía de libre elección, escrita en castellano o en vascuence y para tesitura de soprano o tenor.

Guridi presenta su composición Chalupan para voz y piano, con letra de Antonio Arzak, logrando 250 pesetas en metálico y un diploma.

 


Jesus Guridi

ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.com