Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

LOS COMIENZOS DE LA INDUSTRIA DISCOGRÁFICA

EN EUSKAL HERRIA


LOS COMERCIOS DE VENTA DE “MÁQUINAS PARLANTES”.

LA CASA INURRIETA

En la época en la que se inicia la industria discográfica en San Sebastián, la ciudad ya era el centro de veraneo de la corte española. Esto atrajo un turismo de alto nivel que propició el desarrollo de un comercio acorde con los nuevos gustos de la alta burguesía. Se abrieron numerosos establecimientos comerciales, en su mayoría de tipo familiar, como es el caso de los instalados por Salustiano Loinaz y los hermanos Inurrieta.

La familia Inurrieta1 es originaria de la comarca del Goierri. El padre, Francisco Ignacio Inurrieta, es natural de Zegama. Al casarse con Valentina Ordozgoiti, nacida en Segura, fijan su residencia en este municipio. En 1888 se trasladan a San Sebastián con tres de sus hijos nacidos en Zegama: Juan, Antonio y Agustina. Francisco, el primogénito, se había casado unos meses antes y el pequeño, Pedro2, nace ya en San Sebastián.

Ignacio Inurrieta fue miquelete, lo recuerdan como un hombre sencillo y sin grandes ambiciones, al contrario que su esposa Valentina quien, al parecer, fue la promotora del traslado familiar en busca de un futuro mejor. Se domiciliaron en la calle General Echagüe nº 1, en el recién estrenado ensanche oriental de la ciudad, junto al Mercado de la Brecha, donde regentaron dos puestos. En ellos vendían pollos, verduras y frutas. También fueron proveedores de la Real Casa.

 

Mercado de la Bretxa. Orig. Koldo Mitxelena

Los hermanos Antonio y Juan Inurrieta diversificaron sus negocios y fueron compaginando unas actividades con otras. En 1904, Antonio Inurrieta se anunciaba como comisionista de la Compañía Francesa del Gramophone3 (Balmes, 56 – Barcelona) para la venta de un nuevo aparato con brazo acústico, pero sin que figurase ningún domicilio. Habrá que esperar hasta 1909 para que aparezca en prensa el anuncio de “Inurrieta Hnos.”, ya en la calle Guetaria número 5, como concesionarios de los pianos de la marca Hillgartner de Berlín.

En estos primeros años Antonio y Juan se dedicarán a la venta de instrumentos, máquinas parlantes, discos y otros muchos aparatos novedosos en la época. Al contraer matrimonio Juan Inurrieta con Juana Darrosez, se trasladará a vivir a la calle San Marcial nº 22 y comenzará a aparecer este domicilio también en los anuncios para la venta de aparatos de la Casa Inurrieta, aunque los almacenes y la oficina continuarán en la calle Guetaria.

Ambos hermanos pronto comienzan a registrar marcas para accesorios de máquinas parlantes e instrumentos musicales. En 1912 Antonio Inurrieta solicita en el registro una marca para acordeones con lengüetas de acero y otra para diafragmas para máquinas parlantes. En 1913 Juan, que se anuncia como comerciante de instrumentos de música y gramófonos en Guetaria nº 5, solicita a su nombre una marca para “toda clase de instrumentos musicales, ediciones de obras musicales impresas, métodos de música impresa, pianos, pianolas, gramófonos, máquinas parlantes, armoniums y catálogos ilustrados” y registra el nombre de “Casa Inurrieta” como marca. En este año anuncia la representación de los aparatos “Mercedes” que en octubre había registrado como marca. En 1915, junto a Mariano Lahidalga4, registra una patente de invención para “el procedimiento de fabricación de una bocina de madera para máquinas parlantes”. Proliferan los anuncios en la prensa para la venta de nuevos aparatos. En 1915 anuncian los auto-pianos, destacando los de la marca “El Kastonome”. Dos años más tarde serán las pianolas “Fischer” las que ocupen sus anuncios, sin abandonar los gramófonos “Mercedes” de los que tenían representación exclusiva en la zona norte.

En 1917 el camino de Juan Inurrieta se cruzará con el de otro comerciante, fundamental en el desarrollo de la industria del disco en San Sebastián, Salustiano Loinaz, propietario de la Fábrica de discos Pathé de Pasajes. En abril de ese año, la Casa Inurrieta de la calle Guetaria nº 5 ya figura como agencia para la venta en San Sebastián de discos Pathé, e incluso anuncia con el título de “Una nueva industria en España” la exposición y venta en su establecimiento de los discos y aparatos Pathé fabricados en Pasajes. Unos meses antes se había constituido la Sociedad Hispano-Americana5, germen de lo que después daría origen al nacimiento de la Columbia Graphophone Company de San Sebastián. Aunque la Sociedad Hispano-Americana le permitió a Juan continuar en su negocio con la venta de aparatos no comercializados por la sociedad6.

Juan, obsesionado ya entonces con lo que él denominaba “la música enlatada”, se dedicará de lleno al negocio fonográfico, mientras que Antonio continuará con los negocios en el Mercado de la Brecha, y junto con otros socios capitalistas, hacia 1918, instalará una fábrica de hielo en el barrio del Antiguo de San Sebastián7. Fábrica que, como veremos más adelante, ocupó el solar contiguo a la fábrica de discos de su hermano Juan.

En estos años hay un hecho a destacar que nos muestra la personalidad emprendedora de Juan Inurrieta. Como hemos mencionado anteriormente, las impresiones de discos se realizaban en el extranjero. En enero de 1912 y por iniciativa de este comerciante, que fue quien financió el viaje, Remigio Peña, Narbonense Fortea y Secundino Esnaola, miembros del Orfeón Donostiarra, se trasladan a Berlín para grabar con la Homophon Record Company una serie de discos con canciones vascas. El repertorio grabado es el siguiente: canciones de Iparraguirre, Maitena, Mirentxu, Mendi Mendiyan, La Tamborrada y Rigodones Euskaros. A su regreso se publica el anuncio de la venta en exclusiva de estos discos en su establecimiento de la calle Guetaría nº 5.

 

 

  

 

La grabación de estos cantos fue muy bien acogida. "Luse-Mendi" en un artículo publicado en la revista "Euskal-erria" en enero de 1912 relata lo siguiente:

 

"En un banquete esportivo, celebrado hace pocos días, pudimos apreciar una consoladora observación. El que en un precioso fonógrafo fueran escuchándose una porción no despreciable de números de música vasca... Créasenos, que el hecho nos produjo verdadera satisfacción... Hora era de que nuestros cantos vinieran a desterrar tanto tango chulapo y tanta zikinkeria con la que nos han atormentado los oídos... Nos enteramos después, de que el aparato pertenecía a la renombrada Casa Iñurrieta (conste que no es reclamo pagado), la que en esto de defender nuestra música y hacer porque nuestra personalidad en esta materia se ponga de manifiesto, trabaja con una decisión y un entusiasmo dignos del más caluroso elogio. ¡Dios les pague!"

 


Esta no sería la única iniciativa de la Casa Inurrieta para la impresión de discos. En septiembre de 1916 la cupletista menorquina
Pilar Alonso debutó en el "Salón Miramar" de San Sebastián dentro de la gira que realizaba por el norte de la península. Tuvo tal éxito que la Casa Inurrieta la contrató para impresionar varios discos. Según la prensa, el ingeniero era inglés y la Casa Inurrieta le regaló un gramófono con los discos de los 13 cuplés que había impresionado. Entre los títulos se encontraban éxitos como "La Castañera", "Ay, Ramón" y "El billete perfumado". En enero de 1917 regresa para cumplir con otro compromiso firmado también con la Casa Inurrieta, para quienes impresiona discos de Larruga, Yust, Retana y Castells.

 


1 Según los Registros Sacramentales, Ignacio Inurrieta nace en Zegama en 1847 y Valentina Ordozgoiti en Segura en 1845. Tuvieron siete hijos. Existen algunas contradicciones entre este registro y los datos relativos a las fechas de nacimiento del primer padrón municipal que se ha podido consultar. En el padrón de habitantes de Donostia de 1912 estaban domiciliados en la calle General Echagüe nº 1 – 3º ambos padres, Ignacio y Valentina, Antonio, Agustina y Pedro. En este año Juan está domiciliado en la calle San Marcial nº 22 junto con su esposa Juana Darrosez Uría y sus hijos: Aurora (1908), María (1911) y Mercedes (1912). Enrique nace en 1913.
2 Pedro Inurrieta y Ordozgoiti se trasladó a vivir a Madrid en los años treinta y junto con su hermano Francisco se trasladó a Argentina.
3 También figuraban entre sus corresponsales en Euskal Herria, Enrique García (Gran vía, 8, 10 y 12 Bilbao) y Juan Montes (Hernani, 21 San Sebastián).
4 Mariano Lahidalga era también propietario de un comercio similar al de Inurrieta en Vitoria.
5 Ese mismo mes de agosto de 1918, el día 3, el periódico ABC realiza un reportaje en el que se menciona la visita a la Sociedad Hispano-Americana de la que son propietarios los Sres. Inurrieta y Compañía. Se mencionan los artículos puestos a la venta, al contado y a plazos, como escopetas, relojes y otros artículos modernos.
6 En 1923 con el nº 50.333 solicita a su nombre la marca “Radiophone” – “Juan Inurrieta – San Sebastián” para distinguir máquinas receptoras y transmisoras de radiotelefonía y accesorios para las mismas.
7 El 2 de agosto de 1918 ABC realiza un reportaje sobre el Mercado de la Brecha y sobre “su propietario” Antonio Inurrieta. Se menciona la instalación de cámaras frigoríficas por parte de dicho propietario en la calle general Echague nº 7. Asimismo, se indica que es proveedor de la Real Casa desde hace más de 10 años. El artículo señala que “con un grupo de capitalistas está a punto de terminar una gran fábrica de hielo y cámaras frigoríficas…”

 


ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.com