Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

EL TXISTU

Fuentes, Documentos sonoros, Repertorios en Eresbil


Los instrumentos flutet-tambourin

Aunque se desconoce su origen cronológico y geográfico con precisión, en el siglo XIII se extendió por Europa, siguiendo los caminos de romeros, la pareja de instrumentos flutet-tambourin1 que, permitía, como considerable avance técnico2 , que un solo intérprete ejecutara la melodía y marcara el ritmo al mismo tiempo3 , con lo que se creaba un tipo de intrumentista muy apropiado para la interpretación de las danzas.

Sketch de "Basque Provinces os Spain"
(London, 1839)
Museo Zumalakarregi

Su importancia musical y social ha tenido altibajos y ha evolucionado de maneras diversas en los diferentes entornos culturales y geográficos. El Renacimiento es el período de su esplendor en toda Europa. Tras él va decayendo de manera desigual según las zonas, aunque se mantiene con vigor, de forma bastante generalizada, en el mundo de la danza popular hasta el siglo XVIII. A partir de ahí la decadencia es mayor y en muchos lugares desaparece su uso, en otros se mantiene tan solo como elemento de la cultura tradicional y rural (en la península ibérica en parte de la cornisa cantábrica y la Vía de la Plata; en otros lugares dispersos como Cataluña, Baleares, Canarias, Cerdeña, algunos rincones de Italia y de Gran Bretaña...; y, por influencia de la emigración, en diferentes lugares de América también4 ). En algunos pocos, de formas diversas y en diferentes momentos (Provenza, Cataluña o el País Vasco) se ensaya la posibilidad de elevar su categoría musical.

 

Detalle de "Ecole des Bréa" (final del s. XV), retablo de la iglesia de Bar-sur-Loup

 

En los siglos XVII y XVIII, surgió un género llamado Tambourin entre los compositores franceses: piezas breves que imitaban las maneras de los tamborileros provenzales. La presencia de estos fue habitual en la ópera barroca de la corte parisina. En un comienzo interpretaban piezas sueltas en los numerosos entreactos. Los compositores vieron un estilo común en ellas y comenzaron a escribir obras breves que lo imitaban (melodías alegres de danza en ritmo vivo, acompañadas de un bajo bastante estático que emulaba el acompañamiento del tamboril) para teclado, pequeñas agrupaciones o incluso como números exóticos orquestales de las propias óperas. Los más antiguos y conocidos posiblemente sean los de Jean-Philippe Rameau (1683-1764) y François Couperin (1668-1773). La idea tuvo éxito y hoy cientos de piezas, también contemporáneas, llevan este título o subtítulo (o Tambourino), en ocasiones con adjetivos correspondientes a la visión geográfico-cultural de la época: Tambourin basque, Tambourin angloise, Tambourin chinoise...

 

 

 

 


1 Esta ha sido la locución más generalizada durante largo tiempo. La expresión castellana sería flauta-tamboril, pero en la actualidad se ha extendido mucho la denominación inglesa pipe and tabor. Como introducción breve a la historia del txistu ver los tres primeros capítulos de: ANSORENA, J.L. Txistua eta txistulariak. Kutxa Fundazioa, 1996.
2 ARANBURU, M. Niebla y cristal. Una historia del txistu y de los txistularis. Pamiela, 2008, p 17 y siguientes. Esta idea rompe un pequeño mito sobre la simplicidad primigenia de nuestras flautas. Además, en esta obra se encuentran referencias detalladas de algunos aspectos históricos que, de manera resumida, señalo en este artículo.
3 MONTAGU, J. "Significación del conjunto flauta y tamboril.¿Dónde comenzó? ¿Ha sido siempre tal y como lo conocemos ahora?" En: Txistulari, 172 (Errenteria, 1997), p 69.
4 Los nombres que recibe según las zonas y formatos son asimismo muy variados: flauta, pito, gaita charra, chiflo, flauta de carrizo...Y en otras lenguas: flabiol, flabüta, galoubet, fraita, pipe, pipaiolu, fujara, pincullo...

 

 


ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.com