Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

EL TXISTU

Fuentes, Documentos sonoros, Repertorios en Eresbil


Composiciones. Repertorio

Sabemos también que en el Seminario de Bergara se daba gran importancia a los tamborileros como acompañantes de las danzas populares y que el propio Conde de Peñaflorida compuso para ellos "zortzikos y contradanzas", así como que Baltasar Manteli, miembro de una saga de músicos de origen italiano y colaborador del Seminario de Bergara, también interpretaba al silbo diversas músicas15.

  "Erromeria" de Aurelio Arteta

En la invención del txistu y tamboril vascos, hay otro elemento importante: la creación de los géneros propios de su música. Desde antiguo existían algunas melodías para usos tradicionales bastante generalizadas: Zezen soinua, para festejos taurinos; Alkate soinua, para acompañamiento de la Corporación municipal o autoridades; Kontrapas y Zortziko, para su uso como danzas... Sobre estos modelos elementales, los propios ilustrados y los músicos, muchas veces extranjeros, que trabajaban en su entorno realizaron una tarea de renovación considerable: "En el día de hoy, se ha apropiado a estas canciones la elegancia, variedad y complicacion del contrapunto que distingue el gusto musico de estos tiempos; pero sin disputa deben esa adquisicion al gusto de los Extrangeros que tanto han (ensanchado los límites?) de la musica, mas que a los esfuerzos de los musicos del Pais (sic)16".

 

Como consecuencia de ello, en nuestros días el repertorio más antiguo de los txistularis está constituido por obras de estos géneros creados en la época de la Ilustración, aunque los años posteriores han ido también dejando su depósito.

Asimismo, la generalización de los Txistularis municipales asalariados, que tendrá gran importancia en la elaboración de la actual tradición txistulari, incluido su traje de gala17, se debe en gran medida a este movimiento18.

En las zonas más alejadas de la influencia de la Ilustración vasca, algunas de Navarra, Lapurdi y Zuberoa, también en la Gascuña, se usa una flauta más pequeña acompañada por el salterio de cinco cuerdas, que se conoce como txirula19, nombre término del euskara asimismo genérico para las flautas.


15 BAGÜÉS, J. Op cit, Tomo I, p 33, 63, 220 y siguientes. Sobre los Manteli: GARAICOECHEA, P. "Los Manteli, una saga de clarines durante el siglo XVIII". En: Eusko Ikaskuntza, Cuadernos de Sección (San Sebastián, 1994), Música 7, p 127-143. El P. Donostia cita la antigua revista La Zarzuela que da testimonio sobre su habilidad: "De Baltasar de Manteli, natural de Vitoria (1748-1831), se cuenta que tenía tal habilidad, que podía tocar dos silbos a la vez, y en esta forma piezas de gran dificultad; por ejemplo, unas variaciones sobre el tema Oh, cara armonia de Il Flauto Magico, de Mozart". DONOSTIA, P. Obras completas. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1983, Tomo II, p 263.
16 "De la Música del País Vascongado". Op cit. p 1533.
17 Los trajes de gala de los txistularis municipales vascos son variantes diversas del antiguo traje de golilla. Sobre la formación de la Banda de Txistularis, tiene una visión original: ENRÍQUEZ, J.C. La formación de la orquesta tamborilera vasca. Sus contextos históricos y culturales (s. XVIII-XIX). En: Eusko Ikaskuntza, (Bilbao, 2008), Musiker, 16, p 117-140.
18 SÁNCHEZ EQUIZA, C. "La aparición del tamborilero municipal: txistu y poder en los siglos XVII y XVIII". En: Txistulari, 172 (Errenteria, 1997). p 75. Del mismo autor: Del danbolin al silbo. Txistu tamboril y danza vasca en la época de la Ilustración. Euskal Herriko Txistularien Elkartea. Pamplona, 1999.
19 En Gascuña, flabüta.



 



ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.com